fbpx
915 27 29 16

CARILLAS DE PORCELANA

CARILLAS DE PORCELANA: QUÉ SON, VENTAJAS Y DURACIÓN

La sonrisa nos define. Es un elemento diferenciador de cada uno de nosotros, ya que es un reflejo de nuestro ser. Tener una hermosa sonrisa nos hace sentirnos mejor con nosotros mismos, más seguros y, por supuesto, influye en la imagen que se transmite a los demás. No es casual que los actores y presentadores de televisión siempre tengan sonrisas perfectas.

Pero para gozar de una buena sonrisa es necesaria una diaria higiene oral y una correcta alineación dental. Sin embargo, debido a diversas patologías como maloclusiones, bruxismo o enfermedades periodontales, no todo el mundo tiene una dentadura como la que desearía. Gracias a las carillas de porcelana, ahora eso es posible. Es un tratamiento mínimamente invasivo, rápido en obtener el resultado en muy pocos días permite al paciente modificar todos los aspectos del diente: color, tamaño y forma. Veámoslo más en profundidad.

INICIO > TRATAMIENTO > CARILLAS DE PORCELANA

CARILLAS DE PORCELANA

¿QUÉ SON LAS CARILLAS DE PORCELANA?

Las carillas dentales son pequeñas láminas que se adhieren a la superficie visible de los dientes proporcionando a aquellas piezas coloreadas, fracturadas, desgastadas o desalineadas recuperando una apariencia más atractiva y natural. Asimismo, también pueden servir incluso para cerrar pequeños diastemas entre los dientes.

Las más usadas son las fabricadas en porcelana, aunque también existen otras hechas de composite. Las cerámicas o de porcelana presentan un resultado totalmente estable en el tiempo, mientras que las de resina o composite precisan de un mantenimiento porque se tiñen o deterioran en ocasiones. Su duración depende del cuidado general de la boca que lleve el paciente, pero por norma general las de porcelana son muy fiables y duraderas, mientras que las de composite precisan un rejuvenecimiento o un recambio con el tiempo.

Las carillas de porcelana tienen un grosor extremadamente fino desde 0,3mm hasta 1mm. Se retienen en la superficie del diente mediante una técnica adhesiva que resulta ser extremadamente fuerte y permiten comer con total normalidad. Es muy raro que se empleen en un solo en un diente, pues donde realmente realzan la belleza es cuando devuelven la armonía de la sonrisa en color y forma de los dientes anteriores. El resultado más natural se consigue con cuatro carillas en los cuatro incisivos para pequeñas correcciones que resulten naturales o de toda una arcada desde el premolar de un lado al premolar del otro lado para mejorar totalmente la sonrisa.

  • Es un tratamiento mínimamente invasivo.
  • Las carillas, aunque son frágiles al fabricarlas una vez adheridas al diente resultan ser igual de resistentes que el diente natural.
  • Corrige la forma y la alineación de los dientes dañados.
  • Mejora el color de los dientes, haciendo que se vean más blancos.
    Conservan el tono y el brillo durante mucho tiempo.
  • Oculta los espacios oscuros entre las encías.
  • No es necesario ningún mantenimiento. Se deben limpiar junto con el resto de dientes con cepillados repetidos y suaves, así como el uso diario del hilo dental o el cepillo interproximal. Por su parte, las carillas de composite sí que requieren ser revisadas anualmente por un odontólogo para comprobar su estado.
  • No se diferencian de los dientes naturales.
  • Aumenta la autoestima del paciente al disfrutar de una sonrisa más bonita.

El proceso de tratamiento puede alargarse entre dos y cuatro citas:

  • En primer lugar, el dentista lleva a cabo un diagnóstico. Luego, el paciente selecciona la clase de carilla que se colocará y su estructura: color, forma y dimensiones. A continuación, se recogen unos registros para elaborar los moldes y se realiza una simulación de cómo quedará la boca con las carillas puestas. Para ello, se hace uso de escáneres 3D con los que se obtienen muestras virtuales de la dentadura. Estas impresiones son enviadas a un laboratorio protésico que fabricará las carillas en tan solo dos o tres días y con un elevado nivel artístico para que sean lo más naturales y bonitas posibles.
  • En la segunda visita se preparan los dientes en los que se instalarán las carillas. Dependiendo de la posición y el color puede que sea necesario tallar los dientes para que las carillas se asienten a la perfección. El tallado dental supone reducir el esmalte para compensar el grosor de las carillas y que los dientes no queden excesivamente gruesos al colocarlas. Seguidamente se implantan unas carillas provisionales en espera de las definitivas.
  • Una vez fabricadas las carillas de porcelana se comprueba su adaptación y se adhieren al diente con un cemento de resina.
  • Para finalizar, pasados unos días se concreta una revisión odontológica para comprobar que las carillas cumplen su función estética y funcional.

Existen cuatro clases de carillas de porcelana:

  • Ultrafinas. Son las más finas y las más estéticas del mercado. Tienen el grosor de una lente de contacto, están hechas de porcelana inyectada y se producen de modo manual. Además, dependiendo de la dentadura del paciente, pueden colocarse sin necesidad de tallar el diente.
  • Zirconio. Están confeccionadas de una alineación mixta entre la porcelana y el zirconio. Son más gruesas y opacas que las demás, por lo que únicamente se utilizan en casos especiales. Por ejemplo, cuando hay que ocultar un color oscuro que presente el cuerpo del diente.
  • Feldespáticas. Son unas láminas de feldespato, cuarzo y caolín muy finas de entre 0,2 y 05 mm, son biocompatibles y consiguen un efecto estético muy altamente creativo.
  • Disilicato de litio. El disilicato de litio es una combinación de cerámica y vidrio altamente resistente que consigue una cementación muy efectiva y una imagen natural capaz de ofrecer diferentes tonalidades. Al mismo tiempo, cuenta con una alta durabilidad, siendo hasta tres veces más robusta que otros materiales.

Por otra parte se encontrarían las carillas de composite. Estas se fabrican directamente en la consulta y sobre el propio diente, ya que su material es extremadamente maleable y sencillo de colocar. Es una opción menos costosa, pero son menos duraderas, requieren de mantenimiento, pero son fácilmente reparables. Se usan en correcciones leves o pacientes que quieran un tratamiento provisional o dientes jóvenes no aptos para poner porcelana, aunque se pueden usar en cualquier situación.

A pesar de que no requieren cuidados especiales, para que puedas disfrutar de tus carillas de porcelana durante muchos años es necesario seguir varias indicaciones, ya que como cualquier otro elemento estas podrían despegarse, romperse, fracturarse o perder su color.

  • Mantén una buena higiene dental. Cepíllate dos o tres veces al día, usa el hilo dental o el cepillo interproximal y realiza colutorios para eliminar las bacterias bucales que puedan afectar a tus carillas.
  • No muerdas objetos. Evita masticar alimentos muy duros, morderte las uñas o abrir cosas con los dientes, ya que las carillas podrían dañarse.
  • Deja el tabaco. La nicotina puede amarillear las carillas, por lo que se recomienda dejar de fumar.
  • Modera el consumo de alimentos con mucha coloración. Como los propios dientes, las carillas de porcelana se tiñen al ingerir grandes cantidades de bebidas o alimentos con un alto grado de pigmentación como el café, el chocolate negro, el curry, el vino o los frutos rojos.
  • Usa protectores bucales. En caso de practicar deportes de contacto, como el rugby, el boxeo, el hockey o las artes marciales, utiliza protectores bucales para evitar fracturas debido a caídas o golpes.
  • Visita a tu dentista regularmente. Debes acudir dos veces al año a un odontólogo de confianza para comprobar el estado de tu salud bucodental y verificar el nivel de conservación de tus carillas de porcelana.

Si quieres saber más sobre las ventajas de las carillas dentales o deseas un presupuesto personalizado, llámanos al número de teléfono 915 27 29 16 o visítanos en la calle de Bustamante 45, 1ºG, de Madrid y te promocionaremos toda la información que necesites. Consigue la sonrisa que siempre has querido de forma fácil y rápida con tus carillas de porcelana. ¡Te esperamos!

Si quieres apostar por este tratamiento revolucionario que ha obtenido un gran éxito ya en otros países, no dudes en acudir a una de las clínicas más comprometidas con su implementación en nuestro país.

El Dr. Fernández Pedroche realizará una valoración inicial global, dando una visión única en el mercado, ya que aúna las tres especialidades médicas necesarias: ortodoncia, ATM e implantología, lo que permite detectar previamente cualquier problema y recomendar los tratamientos más naturales, menos invasivos y adecuados a las necesidades de los pacientes.

Contamos con varios años de experiencia innovando en la estética dental a través de tratamientos como las carillas de porcelana, por lo que nos hemos convertido en la referencia en España para su aplicación, recibiendo clientes de distintas procedencias en nuestras instalaciones de Madrid: distintos países del norte de Europa, Francia, Portugal y otras comunidades lejanas como Canarias, son algunos de los puntos desde donde viajan nuestros pacientes para comprobar la eficacia de las carillas de porcelana en Clínica Pedroche.

Abrir chat
Hola

¿Quieres concertar una cita? ¿Necesitas información sobre nuestros tratamientos?
Escríbenos y te responderemos en breve