fbpx
915 27 29 16

ODONTOLOGÍA MÍNIMAMENTE INVASIVA (OMI)

ODONTOLOGÍA MÍNIMAMENTE INVASIVA (OMI), LA DISCIPLINA QUE PROTEGE Y RESPETA TUS DIENTES

La odontología está en constante evolución, desarrollando nuevos tratamientos que sean cada vez menos agresivos y más respetuosos con la boca de los pacientes. A ello se une el cambio que la población ha ido adquiriendo de hábitos en higiene oral. Gracias al trabajo de los dentistas, higienistas, Internet y los nuevos medios de comunicación, nos hemos concienciado todos sobre las enfermedades bucodentales.

La odontología usó técnicas agresivas hace muchos años como extraer dientes cariados. Tiempo después se entendió que era mejor empastar los dientes cuando presentaban caries muy grandes, se solía revisar la boca y esperar a que la lesión fuera grande, lo que conllevaba en muchas ocasiones a tener que desvitalizar piezas que años antes se hubieran podido tratar de forma más sencilla.

Actualmente, pacientes y dentistas buscan soluciones menos invasivas para los problemas dentales. La detección precoz de la caries y su reparación con empastes preventivos o más pequeños, cuando el diente está menos dañado supone mayor longevidad de tus dientes. Una filosofía que desde Clínica Pedroche hemos hecho nuestra desde el primer día, pero con nuestra visión propia, enfocada primero en la prevención de la caries y las enfermedades de las encías para tener salud en todo el cuerpo.

En segundo lugar, buscando el correcto desarrollo de la boca en los niños para conseguir una oclusión dental estable basada en tratar la respiración y las malas posturas.

Y por último, devolviendo el equilibrio de la boca con tratamientos oclusales en adultos mediante férulas de descarga, prótesis e implantes u ortodoncia en adultos.

Como resultado en el año 2000 la Federación Mundial de Odontología (FDI) publicó un artículo en el International Dental Journal (IDJ) donde exponía las bases de la Odontología Mínimamente Invasiva (OMI), una alternativa a los procedimientos tradicionales que enfoca su tratamiento desde una óptica más biológica que ahonda en la prevención y la preservación de los tejidos naturales.

ODONTOLOGÍA MÍNIMAMENTE INVASIVA (OMI)

¿QUÉ ES OMI?

El odontólogo sueco Dan Ericson, definió la Odontología Mínimamente Invasiva como “la aplicación de un respeto sistemático hacia el tejido original”. Y es que se trata del compendio de técnicas odontológicas dirigidas a prevenir e interceptar enfermedades dentales incipientes utilizando procedimientos menos lesivos para las estructuras orales y conservando la mayor cantidad de materia ósea y encía que sea posible.

Así, su principal intención es evitar tener que realizar intervenciones mayores y más agresivas en la boca del paciente, ya que estas consiguen reparar el diente, pero a su vez también lo debilitan al extraer partes de su conjunto.

Por ello, la OMI mide sus esfuerzos en que el paciente mantenga una salud oral óptima de la mano de una buena alimentación, consultas periódicas y prácticas regulares de limpieza dental. Mientras, para enfrentarse a las distintas patologías bucales, con la OMI se realizan pequeñas actuaciones que salvaguardan las partes sanas, atacando y eliminado solo la zona dañada y, preferiblemente, cuando la enfermedad está en su fase embrionaria, ayudando a que el organismo se cure más rápido y mejor y que el individuo soporte un menor postoperatorio.

Un ejemplo claro sería que el paciente tuviese un pequeño punto de caries que trataremos en esta fase incipiente, ya que en la siguiente fase, la caries habrá dañado más tejido dental y por lo tanto, la pieza se dañará más al hacer el empaste. Se trata de prevenir mediante revisiones periódicas y siendo constantes en las indicaciones de la higienista y el odontólogo.

Podemos concebir la Odontología Mínimamente Invasiva como toda una corriente bucosanitaria cuya primera guía se lanzó en 2007 en Japón, extendiéndose rápidamente al resto del mundo gracias a los resultados que obtienen quienes la practican. Su metodología se construye alrededor de varios puntos que alcanzan todos los ámbitos diarios de la salud dental:

  • Diagnóstico individual. Por medio de un estudio bucodental personalizado y ponderados los hábitos de vida de la persona, el odontólogo traza un plan de higiene oral que consiga una buena conservación de la dentadura.
  • Monitorización y detección precoz. La OMI procura establecer revisiones asiduas con las que ir analizando la evolución bucodental del paciente e identificar lo antes posible los factores de riesgo que puedan aparecer, ya sea por malas conductas de higiene o derivaciones genéticas. Asimismo, se llevan a cabo limpiezas bucales anuales o semestrales en función de las necesidades del individuo.
  • Dieta. Desde la clínica odontológica se proporcionan pautas de alimentación saludables para mantener y fomentar una correcta salud oral.
  • Cuidado dental. El dentista enseñará al paciente cómo debe cuidar de sus dientes, explicándole las adecuadas técnicas de cepillado y el uso del hilo dental o el cepillo interproximal. También se le informa sobre las enfermedades más comunes como la caries o la gingivitis, dándole consejos acerca de cómo evitarlas y las medidas que hay que tomar en caso de descubrir sus primeros síntomas.
  • Tratamientos mínimamente invasivos. Se atajan las afecciones bucodentales del paciente mediante tratamientos lo más conservadores posibles para poder preservar la mayor cantidad de tejido original.

A través de la combinación de todas estas medidas preventivas se calcula que las visitas al dentista con motivo de dolencias bucodentales se reducen en un 80%. Y, por supuesto, la OMI no solo está dirigida a los adultos, ya que desde edades muy tempranas introduce también a los niños en la necesidad de cuidar su sonrisa y protegerse de caries y conductas alimenticias ricas en azúcares.

Entre las ventajas que proporciona la OMI podemos destacar:

  • Resguarda la estructura, la funcionalidad y el aspecto natural del diente.
  • Tratamientos menos molestos para el paciente y con una recuperación más rápida.
  • Previsión de posibles patologías, solucionando estas dolencias antes de que ocurran o cuando se encuentran en una fase muy incipiente.
  • Ayuda a disminuir el miedo y la fobia que muchas personas tienen a los procedimientos dentales, haciendo que sus visitas al odontólogo sean algo positivo y rutinario.
  • Ahorro económico al no necesitar de tratamientos más costosos.
  • Utilización de técnicas respetuosas con la naturaleza y la evolución de la boca del paciente.
  • Una mayor implicación del individuo con los hábitos de higiene oral, lo que redunda en menores problemas de salud bucodental.
  • Conservación máxima de la dentadura original.

En la Odontología Mínimamente Invasiva se han desarrollado varias intervenciones encaminadas a minimizar los efectos negativos que provocan las operaciones en las disposiciones orales.

  • Remineralización. Es la restauración de los minerales que ha ido perdiendo el esmalte dental por la acción de la placa bacteriana o por una excesiva acidez del ph de la boca. Para recuperar la fortaleza del esmalte se remineraliza proporcionando flúor a la pieza dental.
  • La abrasión por aire. En vez de atacar la caries mediante el raspado o el taladro, se utiliza aire a presión para abrasar la zona y eliminar la enfermedad. Un método indoloro que no requiere de anestesia y que tampoco daña las partes sanas del diente.
  • Selladores dentales. La superficie masticatoria de molares y premolares tiene forma de cúspides separadas por surcos profundos donde se acumulan restos de saliva y alimentos. Eso genera una alta acidez en un espacio dónde no entran los cepillos dentales. Un sellado consiste en descontaminar y rellenar esos surcos con una resina plástica para preservarlos.
  • Empastes. Tan pronto se detecte una caries se debe tratar eliminando el mínimo tejido de dientes posible, por ello no es adecuado cuando vemos lesiones iniciales esperar a que sean más grandes, lo que ha sido una pauta generalizada hasta hace pocos años.
  • Inlays y onlays. Si una caries ya es demasiado grande para ser restaurada por un empaste, o si una muela con restauraciones previas grandes como las amalgamas de plata se rompen, es entonces cuando se colocan incrustaciones de porcelana. Son bloques de resina o porcelana creados con un escáner dental que reconstruyen de forma personalizada la parte dañada del diente imitando el color y el brillo originales.
  • Férulas dentales. A personas con bruxismo o rechinar de dientes, se les fabrica férulas de descarga que eviten el daño que estas presiones y fricciones ocasionan en la estructura dental. Se fabrican y ajustan de forma individual en consulta. La prevención del tratamiento con férulas dentales es el desgaste prematuro del diente que da lugar a desequilibrios en la oclusión dental.
  • Microcarillas de porcelana. Son pequeñas láminas de porcelana que cubren la superficie externa de los dientes anteriores transmitiendo una apariencia más atractiva y natural a todas aquellas piezas coloreadas, fracturadas, desgastadas o desalineadas sin tener que reconstruirlas.
  • Coronas cerámicas dentales. Cuando el diente está muy deteriorado se recubre completamente con una funda entera en porcelana protegiéndolo y recuperando su funcionalidad al completo. La cerámica se adhiere al diente como los empastes, lo que sella y garantiza una mejor conservación de la pieza que hay debajo frente a las coronas tradicionales de metal cerámica que frecuentemente presentan filtraciones de caries por la acidez del medio bucal.
  • Implantes dentales. Ante una pérdida dental prematura, la reposición con un implante permite no dañar dientes adyacentes para recuperar el equilibrio bucal de una forma sencilla y predecible.

En Clínica Pedroche somos pioneros en la incorporación de un tratamiento “Orthotropics” y por tanto nuestra aportación a la filosofía OMI. La mejor prevención bucal es conseguir un desarrollo natural de la boca y de la cara. La mayoría de las bocas sufren de apiñamiento dental, y esto es sólo un signo de un mal desarrollo. Crear espacio a los dientes es la mejor forma de prevenir caries y dar una boca equilibrada que precisará menos tratamientos en el futuro.

Exige educación para concienciar a padres y profesionales sanitarios que las técnicas convencionales con brackets o alineadores transparentes basadas en llevar los dientes a una posición artificial no son estables, y en ocasiones generan nuevas patologías. La diferencia está en Orthotropics, que guía el desarrollo consiguiendo la boca un equilibrio natural. Por ello va más allá del cuidado y la disposición armónica de los dientes y las encías, reajustando también las facciones del rostro en sintonía con la alineación de la postura corporal.

Orthotropics se organiza en 3 fases: expansión, desarrollo y equilibrado. Utiliza aparatos removibles que resultan invisibles al situarse por dentro del paladar y de la mandíbula, los cuales actúan directamente corrigiendo patologías como apiñamientos dentales, maloclusiones, prognatismos, sonrisas gingivales, ronquidos, apneas y otros problemas orales.

Aparte, Orthotropics se acompaña de ejercicios de respiración y de deglución, llamados BUTEYKO y GOPEX, que ayudan a descongestionar las vías aéreas y brindan una buena digestión y respiración nasal. Nuestro gran objetivo es la prevención de una de las patologías más frecuentes en nuestra sociedad moderna, la respiración oral.

Una respiración saludable es la base de un cuerpo sano, con menor frecuencia de hipertensión, enfermedades coronarias o metabólicas entre otras. La alta incidencia de alergias, asma y el ronquido son signos de una mala respiración. Algo tan simple como roncar supone un atragantamiento nocturno crónico leve, que en un 25% de la población genera un proceso crónico grave llamado apnea obstructiva del sueño. Por ello no es normal que un niño presente respiración ruidosa y menos ronquido.

CLINICA PEDROCHE EXPERTOS Y PIONEROS EN OMI

Si necesitas más información sobre el tratamiento de Orthotropics o las diversas técnicas que componen la OMI, ponte en contacto con nosotros en el número de teléfono 915 27 29 16 o visítanos en la calle de Bustamante 45, 1ºG, de Madrid y te atenderemos en todo lo que necesites.

Como resumen diremos que OMI es toda una filosofía del respeto por lo natural y por el compromiso de prevenir y cuidarse. Para ello necesitamos tiempo y capacidad de diagnóstico mediante la tecnología que nos permite visualizar caries que son imposibles de ver antes de una limpieza o sin un escáner Itero.

Algo tan simple como una visita periódica al dentista desde pequeño, te ahorra esfuerzos económicos y de tiempo consiguiendo además alargar la vida de tus piezas naturales porque si vivimos más, nuestros dientes nos tienen que acompañar.

Abrir chat
Hola

¿Quieres concertar una cita? ¿Necesitas información sobre nuestros tratamientos?
Escríbenos y te responderemos en breve