fbpx
915 27 29 16

SENSIBILIDAD DENTAL

SENSIBILIDAD DENTAL: QUÉ ES, CAUSAS, CONSEJOS Y SOLUCIONES

¿Sientes malestar al tomar comidas y bebidas frías o calientes? ¿Te duelen los dientes al cepillarte? Si es así, deberías pedirnos una cita para que examinemos tus dientes, pues sufres de sensibilidad dental, una dolencia muy común entre la población ya que se estima que entre el 25-30% de los españoles la padece en algún grado. Suele surgir entre los 20 y los 50 años, aunque puede presentarse a cualquier edad, y, curiosamente, es más común en las mujeres.


A pesar de estar tan extendida entre la población, la sensibilidad dental es el trastorno por el que menos personas acuden al dentista y, por tanto, la enfermedad bucal que menos se trata. Esto es debido a que no se le suele dar la importancia que realmente posee. Sin embargo, esta puede ser un síntoma de otras patologías más severas o conducir a mayores problemas dentales. Por eso, es fundamental llevar una buena higiene oral y conocer las causas que la provocan y cómo podemos solucionarla.

INICIO > TRATAMIENTO > SENSIBILIDAD DENTAL

SENSIBILIDAD DENTAL

¿QUÉ ES LA SENSIBILIDAD DENTAL?

La comunidad odontológica define la sensibilidad o hipersensibilidad dental como un dolor intenso y transitorio, similar a un pinchazo, que se produce en los dientes ante un estímulo térmico (alimentos fríos o calientes), táctil (alimentos duros o cepillados) ácido (frutas cítricas o refrescos) o azucarado (dulces o pastelería) y que no se puede atribuir a ninguna otra enfermedad o trastorno bucodental. Las piezas más afectadas son los premolares y los caninos, y especialmente los molares y los incisivos inferiores en aquellas personas con afecciones periodontales.

La mayor repercusión que ocasiona la sensibilidad dental son las limitaciones en la vida cotidiana que el paciente se autoimpone al evitar ciertos alimentos. Asimismo, algunos pacientes llegan a desarrollar una intensa hipersensibilidad que hasta respirar aire frío les provoca molestias.

También suelen abandonar o minimizar sus responsabilidades de higiene dental, al no querer soportar el dolor que les ocasiona el cepillado o los enjuagues bucales, lo que termina derivando en más problemas orales, como caries, gingivitis o periodontitis.

La sensibilidad dental se origina cuando la dentina, la parte interna más blanda del diente, pierde su protección natural y queda expuesta a los elementos externos, como las cerdas del cepillo de dientes, el calor o el frío.


La dentina se encuentra bajo el esmalte, el cemento radicular y la encía, y se compone de miles de poros microscópicos, llamados túbulos dentinarios, que conectan la pieza dental con las terminaciones nerviosas. Estos pequeños canales transmiten las sensaciones desde el exterior del diente hasta el interior, hasta la pulpa. Allí, los nervios sienten un desmesurado estímulo externo y se activan generando una señal de dolor, esa punzada sensitiva que sufren las personas que padecen esta enfermedad.

Las causas más comunes que provocan sensibilidad dentinaria son:

  • Un excesivo desgaste del esmalte y el cemento dental. Si bien es verdad que con el paso del tiempo nuestros dientes se van desgastando de modo natural, hay acciones que ocasionan que su estructura se erosione con mayor velocidad:
    • Cepillados agresivos. El esmalte es la parte más dura del cuerpo, pero cepillarse de manera intensa o muy frecuentemente hará que la superficie de los dientes se vaya dañando poco a poco. Además, también provoca la retracción de las encías, dejando desabrigada la zona más blanda de los dientes, y una mayor apertura de los túbulos dentinarios.
    • También conocido como rechinar de dientes, este trastorno ocasiona desgastes y fracturas en la superficie masticatoria de los dientes así como en los cuellos dentales.
  • Deficiente cuidado oral. Si cepillarse en exceso es perjudicial para la salud de tus dientes, no hacerlo o realizarlo de forma poco habitual también lo es. La falta de cepillados, enjuagues bucales y el uso del hilo dental o el cepillo interproximal hace que los microorganismos y las bacterias se acumulen en la boca, atacando las paredes gingivales y los tejidos dentales hasta dar paso a patologías como la gingivitis o la periodontitis.
  • Encías retraídas. Tanto las enfermedades periodontales como los cepillados demasiados fuertes provocan una retracción de las encías, lo que expone a los túbulos dentinarios a los efectos externos del diente. Sin embargo, no son las únicas razones, por lo que si observas que tus encías se están separando de tus dientes, contacta con nosotros para que analicemos sus posibles causas.
  • Alta ingesta de alimentos ácidos o azucarados. El consumo de bebidas y comidas ácidas (cítricos, café o refrescos carbonatados) puede erosionar el esmalte dental. Lo mismo ocurre con los dulces, los cuales fomentan el crecimiento de bacterias, aumentando la posibilidad de desarrollar caries.
  • Pastas de dientes blanqueadoras y enjuagues bucales. Las pastas de dientes con efecto blanqueador y ciertos colutorios pueden contener sustancias abrasivas que desgasten el esmalte o irriten las encías.
  • Otras enfermedades. La eliminación del esmalte y los cementos radiculares también puede deberse a alteraciones que creen un ambiente ácido en la boca, como úlceras gástricas o problemas psicológicos como la anorexia y la bulimia, al inducirse constantemente el vómito.

Si sufres de sensibilidad dental acude a nuestra consulta en la calle de Bustamante 45, 1ºG, de Madrid para que nuestros profesionales puedan estudiar tu caso de modo interdisciplinar, descartar otras patologías y comprobar de dónde procede tu dolencia. Dependiendo de las circunstancias, el dentista podría recomendarte diferentes soluciones:
• Cepillo extrasuave. El uso de un cepillo dental especial para dientes sensibles, con filamentos extrasuaves, combinado con una adecuada técnica de cepillado.
• Pasta dentífrica desensibilizante. El odontólogo podría aconsejar la utilización de pastas dentales, geles o colutorios desensibilizantes con principios activos que ayuden a bloquear el dolor de los dientes sensibles.
• Fluoruro. Otra opción es la aplicación de flúor para remineralizar el esmalte y la dentina.
• Resina adhesiva. Las superficies tubulares dentinarias pueden cubrirse con una capa de resina adhesiva que refuerce el diente.
• Injertos de encías. En el caso de recesiones gingivales, se puede tomar una pequeña cantidad de tejido de otra parte de la boca, como el paladar, para cubrir la zona sobre el diente.
• Endodoncia. Los pacientes con una grave hipersensibilidad dental pueden necesitar de una endodoncia, mediante la cual se extrae parte o toda la pulpa dental para luego rellenar el diente con un material termoplástico llamado gutapercha y sellarlo con un cemento biocompatible.

Para evitar padecer dientes sensibles recuerda:

  • Cepíllate los dientes al menos dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y con movimientos ligeros pero repetitivos, masajeando desde la encía hasta la corona. Si observas que desgastas muy rápido los cepillos de dientes, pide a tu dentista que te explique cómo debes hacerlo.
  • Haz un uso regular del hilo dental o el cepillo interproximal.
  • Lleva una dieta equilibrada y sin abusar de dulces o productos ácidos o agrios.
  • Evita cepillarte los dientes justo después de tomar alimentos o bebidas ácidas, debes dejar pasar unos minutos para que la saliva neutralice el pH ácido y el cepillado no afecte al esmalte. También es bueno beber agua antes para equilibrar los niveles ácidos de la boca.
  • Emplea férulas de descarga en caso de bruxismo.
  • Visita a tu odontólogo de confianza dos veces al año para comprobar la salud de tu dentadura.

CLINICA PEDROCHE EXPERTOS Y PIONEROS EN SENSIBILIDAD DENTAL

Si quieres apostar por este tratamiento revolucionario que ha obtenido un gran éxito ya en otros países, no dudes en acudir a una de las clínicas más comprometidas con su implementación en nuestro país.

El Dr. Fernández Pedroche realizará una valoración inicial global, dando una visión única en el mercado, ya que aúna las tres especialidades médicas necesarias: ortodoncia, ATM e implantología, lo que permite detectar previamente cualquier problema y recomendar los tratamientos más naturales, menos invasivos y adecuados a las necesidades de los pacientes.

Contamos con varios años de experiencia innovando con tratamientos de sensibilidad dental, por lo que nos hemos convertido en la referencia en España para su aplicación, recibiendo clientes de distintas procedencias en nuestras instalaciones en Madrid: distintos países del norte de Europa, Francia, Portugal y otras comunidades lejanas como Canarias, son algunos de los puntos desde donde viajan nuestros pacientes para comprobar la eficacia de los tratamientos de sensibilidad dental en Clínica Pedroche.

Abrir chat
Hola

¿Quieres concertar una cita? ¿Necesitas información sobre nuestros tratamientos?
Escríbenos y te responderemos en breve